top of page

Niñez: Oradores por excelencia.

Actualizado: 31 may 2023

En los casi seis años que llevo siendo curadora para TEDxPuraVida, el pasado 18 de mayo fue el día más representativo de toda mi trayectoria en la organización.


La gente me preguntaba: “Ale, ¿Es muy difícil enseñarle a niños a hablar en público?” Yo no lograba encontrar la respuesta pero básicamente decía:


¿QUÉEEE? ¿Difícil? ¡Ha sido el proceso más fácil, hermoso y asombroso!

Los niños que participaron como expositores me dieron la enseñanza más grande como persona y profesional en comunicación. Ellos no sufren de algo que sufre el adulto, de ego.

En los últimos años, he investigado y aplicado capacitaciones con respecto al ego cuando se trata de hablar en público: todo esto fundamentado en la teoría del Análisis Transaccional. Y este padecimiento no se sufre solo por ego elevado sino también por aquel ego inferior de autosabotaje, miedo al qué dirán, deseo de complacer a todos, entre otros resfríos…


Pero los niños no, ellos no presumen, no se jactan de sus conocimientos, tampoco se sienten menos que el otro y mucho menos sienten que no lo pueden lograr.

Sebastián es un niño encantador que con su simple presencia me cautivó. Sebas se alegraba en cada curaduría, bien inquieto porque solo quería que terminara la sesión para ir a jugar fut, ¡qué fascinante!


Lo que más me impactó de este precioso niño, fue su capacidad para acompañar emocionalmente a su amigo Santiago. Sebas, lo impulsaba, le daba palabras de afirmación, le recordaba lo valiente que era, lo mucho que se había esforzado por llegar ahí.



El día del ensayo, Sebas estuvo detrás del escenario abrazando a su amigo y lo más impresionante de todo fue que cuando Santi logró terminar su charla, Sebas brincaba de la emoción porque su amigo lo había logrado.


¡Ni qué decirles el día del evento! Sebas estuvo fiel, apoyando no solo a Santi sino a cada compañerito, conociéndolos mucho o poco, los abrazaba y decía: “Todo va a salir bien”.


¿Seremos los adultos así? ¿Nos emocionamos tanto por el logro del otro? ¿Entendemos con ese nivel de empatía las emociones de nuestros colegas?


Sebas me enseñó el valor de la empatía, de alegrarse por los logros de otros, de no sentir competencia por el éxito del otro. ¡Sebas, te llevaré en mi corazón!


Los niños me enseñaron que solo se necesita pasión, autenticidad y deseo de compartir lo que más aman hacer. ¡Eso es hablar en público!

Tu lectura puede llegar hasta acá, pero si querés ver mi agradecimiento a cada niño, podés continuar leyendo.


En este espacio, quiero expresarle a cada niño que conocí el regalo que me dieron en este proceso:

Ale: me regalaste alegría, agradecimiento por lo que tenemos, sentido de familia. Sos un ejemplo de fortaleza y bondad. Gracias por tus abrazos y chistes tan divertidos. Ale y Ale.


Juli: sos una niña muy divertida y amorosa, me regalaste valentía, de saber que aún con nervios las cosas se pueden lograr. ¡Gracias por hacerme pasar un tiempo tan chistoso, lleno de risas y abrazos!


Anyendall: tu ecuanimidad, inteligencia y humildad, me inspiraron. Gracias por ser tan educado en el proceso, por tu capacidad de captar las mejoras, recordarlas y practicarlas. ¡Admiro tu disciplina!


Javi: Amo tu léxico, tu inteligencia verbal, tu educación como niño. Sos brillante, respetuoso y además, tenés una capacidad de defender tus ideales, tu forma de pensar y de ver el mundo. ¡Sos brillante!


Sebas: gracias por tu liderazgo, tu empatía, tu amor, tu energía. Sos un niño sensible, y esa sensibilidad te permitirá ver cosas que no muchos podrán ver. Verte brincar por tus amigos, verte fuerte antes de salir al escenario, ver tu seguridad y saber todo lo que enfrentaste para lograrlo, me llena de orgullo. ¡Sos valiente!


Cami: Iluminas la vida de muchos, tu sonrisa eterna me recuerda el valor de la simplicidad y la pureza. Sos una niña extremadamente talentosa, conquistás escenarios, conquistás corazones con tu forma tan auténtica de ser. ¡Sos autenticidad pura!


Santi: ¡SOS VALIENTE! Sos determinación, coraje, fuerza. Admiro tu capacidad de vencer, de surgir, de confrontar. Lograste sacar el niño amoroso, divertido y sonriente en ese escenario. Vas a lograr muchas cosas en tu vida, vas conquistar todo lo que te propongás. ¡Gracias por tu valentía!


Amanda: Tu personalidad es encantadora, sos determinada, tenés un carácter marcado que te permitirá lograr mucho en tu vida como lo has logrado hasta hoy, me inspiraste mucho, me recordaste que desde niñas podemos ser capaces de ser lo que queramos ser. ¡Sos determinación!


Emma: Sos elegancia, formalidad, educación, sos una muchacha talentosa, rigurosa, con un nivel de exigencia admirable. La música te hace ser vos, tus ojitos brillantes me recuerdan el valor de la humildad, de la pasión y de la entrega. Recordaré tus ojos siempre.


Jam: Alegre Jam, amé tu voz, tu presencia en el escenario, tu versatilidad de niño. Sos apasionado, talentoso y excepcional. Gracias por tu dulzura y bondad.


Rachel: Sos una niña muy talentosa, amable, con un corazón humilde y alegre. Me encantó tu voz, tu energía y tu gran don de artista.


Lulú: Tu ternura, tu respeto, tu educación te convierten en una niña auténtica, fuerte y determinada. Nos llenaste a todos de ternura, pero esa ternura está repleta de liderazgo y fuerza. ¡Que sigas siendo luz en la vida de la gente!


¡GRACIAS TEDxPuraVida por reafirmar mi propósito!

Servir desde la comunicación y potenciar el valor de las personas.


Con amor, Ale Anchía.


Foto: CSTUDIOCR

338 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page